Ventajas del almacenamiento compartido

Cada vez es más común recurrir a sistemas de almacenamiento compartido o NAS (almacenamiento conectado en red), ya que ofrece múltiples ventajas para los usuarios. El hecho de disponer de este servicio ofrece prestaciones similares a las de una Nube privada, permitiendo almacenar y compartir datos de manera segura.

Las soluciones NAS están aumentado su popularidad sobre todo entre las empresas pequeñas por su rapidez y bajo coste, aunque están disponibles para empresas de cualquier tamaño. Como hemos comentado en anteriores posts, todavía hay usuarios que se muestran reticentes a migrar a la Nube, con lo que esta modalidad de almacenamiento puede representar la mejor opción en caso de necesitar una capacidad local donde guardar su información.

El almacenamiento compartido consiste en un dispositivo conectado a una red que permite que los usuarios de la red y las personas autorizadas puedan almacenar y recuperar datos desde una ubicación centralizada. Se trata de un soporte perdurable y seguro, con un funcionamiento muy sencillo que no precisa la asistencia constante de un técnico de soporte. Estos se configuran a través de un sistema operativo y cuentan con una serie de protocolos para la gestión de los datos que almacenan.

Ventajas técnicas

Los sistemas más avanzados cuentan con medidas de seguridad para mantener la integridad de los datos. Además, permiten añadir espacio adicional y aumentar su capacidad de almacenamiento si es necesario, ya que son flexibles y escalables. Otro factor importante es la facilidad a la hora de realizar copias de seguridad y acceder a las mismas que nos permitirán recuperar los datos guardados de manera rápida y eficaz. Por último, el coste de estos servicios es generalmente más reducido y no requieren una gran inversión para su instalación.

Ventajas competitivas

Las ventajas técnicas de utilizar sistemas de almacenamiento compartido en una empresa se traducen en otros beneficios intangibles que incrementan la competitividad de las mismas y aumentan la eficiencia del negocio.

La facilidad de acceso a los datos guardados y compartidos mejora de manera notable los servicios de atención al cliente. Los empleados pueden responder rápidamente a las preguntas que se les plantean y realizar un seguimiento exhaustivo y continuado de los procesos y proyectos abiertos en ese momento en la empresa, así como colaborar con sus compañeros sin necesidad de hacer grandes gestiones. Todo ello se traduce en una aceleración de los ciclos de ventas y una mejora en el posicionamiento de la organización.

 

En definitiva, las soluciones NAS evitan que los usuarios tengan que afrontar problemas técnicos que puedan acarrear consecuencias mayores como la falta de sincronización de los datos, errores en el almacenamiento que reduzcan la fiabilidad y accesibilidad y retrasos en la respuesta a las consultas de los clientes.

Categoría: Cloud
0 comentarios0

Tu comentario