¡Vacaciones de verano para todos! Pero… ¿qué hago con mi tienda online?

Estar “siempre conectado” es vital en internet, por eso las tiendas online deberían estar siempre disponibles. Pero, ¿qué ocurre cuando quieres irte de vacaciones y no hay nadie que gestione tus pedidos? En este post te voy a explicar qué puntos debes tener en cuenta si te vas de vacaciones así como la legislación existente con respecto a este tema. Si te organizas bien, tus vacaciones no serán un problema ni para ti, ni para tus clientes.

Ponte en el lugar de tus clientes

Imagínate que acabas de hacer un pedido online y no puedes ni siquiera esperar a que llegue en el tiempo normal de envío. Seguro que si no ha llegado después de dos semanas estarás enfadado, ¿no? Pues los clientes de tu tienda online lo estarán también si se acumulan los pedidos mientras estás de vacaciones. Probablemente este es el peor enemigo de los administradores de tiendas online: clientes enfadados, pérdida de ingresos y la posibilidad de recibir comentarios negativos en facebook y demás redes sociales.

¿Qué dice la ley?

Muchos administradores de tiendas online consideran que un aviso en su página web es suficiente para hacer ver que están de vacaciones, ¿tú crees? Podría ser un buen comienzo pero no es suficiente. Según la ley, es necesario fijar una fecha o lugar de entrega fijo. Así, un aviso general del estilo “De vacaciones del 11 al 25 de agosto” no sería suficiente. De acuerdo a la ley europea, “A no ser que perjudique a otra persona implicada, debes entregar los pedidos sin retraso no más tarde de 30 días después de su realización. Si no eres capaz de hacerlo en menos de 30 días o en el periodo negociado, el cliente puede ofrecerte una nueva fecha. Si vuelves a fallar en la entrega, el consumidor podrá dar por terminado el contrato y exigir un reembolso”

Por lo tanto, es importante recordar esta regla cuando planees tus vacaciones y asegurarte de que ajustas todas las secciones importantes de tu página web.

Mi consejo es que, si esperas una gran cantidad de pedidos durante tu tiempo fuera, consigas tiempo extra en tus fechas de entrega. Así podrás llegar a todos tus pedidos una vez regreses.

Además, también es importante tener en cuenta que, durante tu ausencia, necesitas seguir accesible a través de tu correo electrónico o teléfono. Poner tu tienda “de vacaciones” no es suficiente ya que tendrás algunas responsabilidades, por ejemplo, responder e-mails de colaboradores y proveedores. Y, por otro lado, desactivar tu tienda online no es muy recomendable ya que hará que descienda tu posicionamiento en los principales motores de búsqueda.

Llegados a este punto debes estar pensando que unas vacaciones en casa son la única opción. ¡No te preocupes! Mientras sigas los siguientes consejos, nada se interpondrá entre tú y tus vacaciones:

  • Informa a tus consumidores con tiempo y ofréceles una rebaja pre-vacaciones.
  • Notifica tus vacaciones por adelantado en tu página web.
  • Revisa tu gasto en publicidad y reduce tu presupuesto durante el periodo que estés fuera, así no gastarás dinero en vano.
  • Asegúrate de que tu periodo de vacaciones se encuentra visible en todos tus emails automáticos.
  • Actualiza todas las secciones de tu tienda online relacionadas con los tiempos de entrega y revisa incluso los términos y condiciones de tu web.

¿Todo listo? ¡Es hora de disfrutar de tus merecidas vacaciones!

Imagen: 1&1

Categoría: Producto
0 comentarios0

Tu comentario