Opiniones de los usuarios. Oportunidades y riesgos

¿Cómo decides si finalmente gastas tu dinero en un producto determinado que aún no conoces? Probablemente lo hagas como muchos otros consumidores: confías en las recomendaciones y valoraciones hechas por otros usuarios. En ésta nueva entrada de nuestro blog vamos a hablar de las opiniones de los usuarios, explicaremos cómo puedes utilizarlas para tu empresa y qué hay que tener en cuenta cuando los haces.

Las recomendaciones personales funcionan, tan solo tienes que pensar en cuántas veces has confiado en la recomendación de un familiar, amigo o conocido. Sin embargo, ¿son fiables las valoraciones online?, ¿funcionan las recomendaciones en Internet igual que en el mundo real? Para aclarar estas dudas, os exponemos a continuación las oportunidades y los riesgos que representan las valoraciones y opiniones de los usuarios en Internet.

Las opiniones online crean una primera impresión

El número de potenciales clientes que consultan las valoraciones online para obtener una primera impresión de un producto o servicio es cada vez mayor. Por ello, la retroalimentación juega un papel fundamental en el proceso de decisión de compra de los consumidores: buenas evaluaciones crean una primera impresión positiva, hacen que la confianza en la marca se incremente y es más probable que se concrete la compra. De esta manera, las opiniones de clientes satisfechos simplifican la adquisición a nuevos consumidores, lo que probablemente provoque que las ventas se incrementen.

Que el sitio web de un negocio local cuente con valoraciones y opiniones tiene ventajas específicas ya que los resultados de búsqueda normalmente están filtrados de acuerdo a servicios o compañías cercanas a los individuos. Además, contar con muchas evaluaciones y opiniones en diferentes sitios web puede tener un impacto positivo para la posición de la empresa en el ranking de búsqueda de Google. Y es así como los negocios locales pueden ser localizados con mayor facilidad.

El riesgo: puntuaciones negativas

En general, las evaluaciones de clientes satisfechos son una valiosa herramienta de marketing, pero ¿qué pasa si se difunden malas valoraciones, mentiras o comentarios negativos?

Muchas compañías no están convencidas de permitir los comentarios y evaluaciones de sus clientes en sus páginas web por miedo a recibir comentarios o valoraciones negativas. En general, este temor está justificado. Las reseñas pueden influir en los consumidores, no solo de forma positiva, también de forma negativa. Una vez que aparece una valoración negativa de una empresa, aparecen también nuevos usuarios que tienden a confirmarlo. Además, el entusiasmo por hacer críticas negativas es mayor que hacer comentarios positivos. Y esas reseñas pueden dañar seriamente la reputación de una compañía.

Sin embargo, ignorar las evaluaciones online no es una opción: en muchos sitios web, los consumidores pueden crear un perfil para evaluar los productos de alguna empresa en particular. ¡Puede incluso haber valoraciones de tu compañía sin que lo sepas! Por tanto, deberías realizar una investigación sobre los perfiles existentes, mantenerlos de manera activa y desarrollar una estrategia de comunicación específica para lidiar con críticas negativas. Así es como se puede mantener una visión general que permite afrontar las malas valoraciones.

También ayuda el hecho de estimular a tus clientes a expresar su valoración después de una compra. Muy importante: ¡ten en cuenta la retroalimentación de tus clientes! Si hay una evaluación negativa, averigua la causa: ¿qué es lo que se critica?, ¿es un caso aislado, o hay varios consumidores criticando lo mismo? Las valoraciones te proporcionan información sobre cómo mejorar los productos o servicios que ofreces y conseguir así que en el futuro sean las evaluaciones positivas las que prevalezcan.

Imagen: 1&1

Categoría: La red
0 comentarios0

Tu comentario