Niveles de privacidad en Cloud, ¿Nube privada, pública o híbrida?

Ya hemos comentado en anteriores posts el rápido crecimiento que ha experimentado el uso de la Nube por los usuarios que, durante los últimos años, han aprendido a confiar en este servicio para aprovechar sus numerosas ventajas. Cada vez es más habitual que las empresas recurran a Cloud para almacenar datos y poder acceder a ellos desde múltiples dispositivos que dispongan de acceso a Internet. Pero, ¿qué tipo de Cloud necesitamos para nuestros proyectos?

Dentro de Cloud, existen diferentes plataformas dependiendo, sobre todo, del nivel de privacidad que ofrezcan y el grado de control que el usuario tenga sobre la información almacenada.

Cloud Público

Actualmente, la Nube Pública es la más conocida y extendida por su sencillez y bajo coste. Suele estar gestionada por un proveedor de servicios ajeno al cliente final que pone a disposición de los usuarios aplicaciones, almacenamiento y otros recursos a través de Internet. De esta manera, los usuarios no necesitan adquirir hardware, software o infraestructura de soporte ya que el proveedor se encarga de su mantenimiento. El hecho de contar con una estructura fija reduce su complejidad pero, al mismo tiempo, ofrece menos margen de personalización en cuanto a seguridad y rendimiento.

El uso de este tipo de Nube es una opción ideal para aquellas empresas sin altas restricciones normativas que necesitan poner rápidamente un servicio en el mercado, o para usuarios cuyos proyectos no requieren mucho espacio de almacenamiento y cuentan con un número reducido de dispositivos sincronizados.

 

Cloud Privado

Un Cloud Privado es una infraestructura implantada exclusivamente para una empresa, independientemente de que la gestión se haga de forma interna o a través de un proveedor externo. Para ello, las empresas se encargan de instalar su propio hardware de servidores y almacenamiento, por lo que disponen de los datos en local. El nivel de privacidad en este tipo de Nube es mayor que en la pública.

Esta plataforma proporciona un control total sobre la información almacenada y las licencias de acceso a la misma. Ofrece una mayor capacidad de almacenamiento, opciones de seguridad más avanzadas y está disponible para un número ilimitado de usuarios. Sin embargo, su coste es relativamente alto, generalmente requiere de líneas de alta velocidad como la fibra óptica y un servicio de mantenimiento del hardware.

El Cloud Privado es apropiado para aquellas empresas con normativas muy estrictas y que cuentan con aplicaciones esenciales para su funcionamiento.

 

Cloud Híbrido

Los usuarios lo queremos todo y en Cloud no iba a ser menos. Por eso, buscamos integrar determinados servicios propios de las nubes públicas con los de la infraestructura privada, pudiendo elegir libremente el modelo a utilizar en cada momento.

El Cloud Híbrido utiliza una base de Cloud Privado, combinada con el uso estratégico de servicios de Cloud Público, lo que permite sacar el máximo rendimiento a la Nube. Es un modelo que ofrece mucha versatilidad, siendo capaz de cubrir las necesidades de cualquier tipo de proyecto.

Este tipo de Nube está pensada para empresas de cualquier tamaño y ofrece numerosas ventajas. Requiere una inversión inicial moderada, ofrece la posibilidad de escalar la plataforma en función de las necesidades de cada momento sin realizar inversión en infraestructura, los administradores deciden qué datos se almacenan en la parte privada y cuáles en la pública según sus características y, además, ofrece SaaS, PaaS y IaaS bajo demanda.

 

En definitiva, antes de elegir la plataforma Cloud que mejor se adapta a nuestras necesidades, es conveniente valorar el presupuesto del que disponemos y los servicios ofrecidos por cada modelo, así como los requisitos normativos y de protección de datos que requiere nuestro proyecto.

Categoría: Cloud
0 comentarios0

Tu comentario