¿Existe un retorno de la inversión en redes sociales?

Las redes sociales son ya una parte importante de cualquier negocio, independientemente de si estamos hablando de una empresa de reciente creación o de un negocio familiar con años de tradición a sus espaldas. De hecho, todas las principales marcas tienen presencia en algunas de ellas (incluso en varias a la vez), aunque para qué se utilizan depende de cada caso (promoción de ofertas, atención al cliente, detectar nuevas oportunidades, compararse con la competencia…). Pero, en todos ellos, la pregunta sigue siendo la misma: ¿tiene la inversión en redes sociales un retorno, un beneficio real, palpable y medible?

La rentabilidad de la inversión es una medida financiera básica y que se utiliza para justificar, analizar y sopesar cuánto dinero nos cuesta una determinada acción y cuál es el beneficio que nos aporta.

Sin embargo, el ROI (retorno de la inversión, por sus siglas en inglés) no es matemática pura en muchas situaciones. La publicidad es una de ellas, y las redes sociales, otra. Incluso podríamos decir que cualquier inversión en tecnología tiene una difícil medición en términos de rentabilidad.

En el caso de las redes sociales, hay que añadir una complejidad más: conocer cuál es el retorno de la inversión esperada en un nuevo producto o servicio que está cambiando constantemente y modificando las reglas del juego para todo el mundo. ¿Podemos medir el retorno de la inversión de una dirección de correo electrónico? ¿Podemos medirlo al abrir nuestro perfil en una red social?

Las redes sociales son ya una parte fundamental de cualquier negocio, pero su medición y su análisis aún siguen siendo muy complejos. El éxito de un negocio puede no contarse por el número de clientes que tenga. Lo mismo ocurre en las redes sociales. Como en muchos otros patrones, las empresas no pueden simplemente mirar los números para hacer una medición del valor que le aporta toda su inversión en redes sociales.

Categoría: Cultur@
0 comentarios0

Tu comentario