¿Está matando el SEO el contenido?

Tener un buen SEO es fundamental para tener un buen posicionamiento en buscadores y lograr que Google clasifique nuestro contenido lo más alto posible en los resultados de búsqueda.

Dado que las búsquedas se realizan por palabras clave o por determinadas frases, durante mucho tiempo se ha abusado de técnicas que repetían esas palabras o frases clave en un determinado texto con el fin de lograr ese buen posicionamiento SEO. Por eso, no era extraño ver textos en los que se repetía una y otra vez, de manera incesante, una misma palabra, que conformaba la “keyword” por la que se había situado en las primeras posiciones de búsqueda.

Esto conllevó que muchos de esos términos o frases han sufrido, por decirlo de alguna manera, ciertos abusos, por lo que podía llegar a ser difícil encontrar la información que realmente queremos en Internet. Eran textos en los que apenas encontrábamos algo más que esa determinada palabra, repetida sin cesar y de manera poco natural.

Pero el SEO es algo complejo y, aunque algunos expertos conocen las reglas básicas del juego, lo cierto es que Google cambia periódicamente los algoritmos que forman la fórmula mágica, con el fin, precisamente, de evitar esos abusos. Y, es más, Google quiere que sus búsquedas se parezcan cada vez más al lenguaje natural y no a uno robotizado. Tanto es así que se sabe que ha empezado a penalizar el no utilizar sinónimos de una palabra en aquellos casos en los que se utiliza dicha palabra para lograr un mejor SEO, como ocurría hace años.

Durante mucho tiempo, se acusó a las técnicas SEO de matar al contenido, especialmente al de calidad, porque sus expertos imponían la repetición de determinadas pautas o técnicas con tal de lograr un buen resultado de búsqueda.

Pero, dado que Google siempre ha defendido que el contenido es el rey, y conforme va avanzando la tecnología de reconocimiento del lenguaje, tanto este buscador como las alternativas del mercado van ponderando mejor el uso de un lenguaje natural y rico frente a uno monótono y artificial.

Categoría: Cultur@
0 comentarios0

Tu comentario