Consejos de seguridad para nuestra web

Las amenazas a la seguridad de las páginas web evolucionan tan rápido como el propio Internet y las tecnologías digitales. La mayoría de ataques suele responder a objetivos como los expuestos a continuación, aunque existen muchos otros:

– Acceder a bases de datos para su manipulación
– Acceder a información de carácter personal o confidencial, también conocido como phising
– Modificar el código de un sitio web
– Obtener direcciones de correo para envío de spam
– Usar el espacio web para alojar diversos contenidos con fines fraudulentos o maliciosos
– Abusar del ancho de banda contratado por los usuarios
¿Cómo podemos prevenir los ataques a nuestra página web?

La detección de amenazas y la prevención de posibles ataques dependerá, en primer lugar, de si el servidor de la página web está administrado por el mismo propietario de la página o se ha contratado un servicio de hosting.

En este último caso, lo normal es que las empresas de hosting se encarguen de garantizar la seguridad del sitio web a través de una serie de servicios contratados por el usuario. Por lo tanto, es muy importante alojar la página web en un proveedor de confianza como es el caso de 1&1, que trabaja constantemente para garantizar la mayor seguridad a sus clientes. En caso de detectar cualquier rareza o irregularidad en la página, es recomendable ponerse en contacto con el proveedor para que identifiquen el ataque y proporcionen soporte y las medidas de contención adecuadas.

Si por el contrario, el propietario es el administrador de la página, existen algunas medidas que se deben tomar para protegerse de los ataques más comunes a la seguridad de los proyectos web y sus visitas. A continuación te proponemos algunos consejos:

Configuración del navegador: En primer lugar, es fundamental configurar adecuadamente los criterios de privacidad y seguridad de nuestro navegador para movernos por la red sin ningún riesgo. Según afirman distintas instituciones dedicadas a la seguridad del internauta, para proteger la seguridad del navegador es necesario mantener actualizado el software, deshabilitar complementos innecesarios, evitar guardar información personal, limpiar el historial de navegación y habilitar el bloqueo de malware y phising.

Actualización de software: Es muy importante realizar actualizaciones diarias, no sólo para solucionar pequeños bugs o errores de software, sino para mantener actualizado nuestro CMS o Sistema de Gestión de Contenidos y sus plugins.
Copias de seguridad: Hacer copias de seguridad con regularidad y guardarlas en diferentes sitios nos ayuda a evitar la pérdida de información relevante y recuperar versiones actualizadas del contenido de la página web.

Mensajes de error: Es conveniente utilizar mensajes genéricos como “Fallo de identificación” que no especifiquen el campo erróneo para no proporcionar a los hackers más información de la necesaria si tratan de acceder a nuestro sitio web.

Contraseñas: Somos conscientes de la importancia de establecer contraseñas seguras, de más de ocho caracteres que incluyan mayúsculas, números y símbolos, pero no siempre se siguen estas recomendaciones. En el caso de administrar nuestra propia página web, es necesario prestar especial atención a esta cuestión, sobre todo cuando se trata de la contraseña de acceso del administrador.

Plugins de seguridad: Los plugins de seguridad facilitan la detección de malware y modificaciones de archivos. Java y Wordfence son algunos de los plugins más fiables y efectivos.

Análisis: Por último, es recomendable utilizar herramientas de análisis como Google Analytics para chequear regularmente las estadísticas de uso de tu página web e identificar posibles anomalías como puede ser el aumento injustificado de visitas.

Categoría: Consejos | Seguridad
0 comentarios0

Tu comentario