5 consejos para conseguir que tu sitio web sea responsivo de forma rápida y sencilla

Responsivo es una corriente de diseño cuyo objetivo es desarrollar páginas web capaces de adaptarse a las condiciones del dispositivo en el que se visualizan. Dado que, como anunció Google hace unas semanas, las búsquedas a través de smartphones han superado por vez primera a las realizadas con PC, parece claro que la web responsiva es la web de hoy.

En muchas ocasiones se cae en el error de pensar que lo único que debemos hacer es una adaptación técnica del sitio. De hecho los diseñadores profesionales, gracias a tecnologías como CSS, son capaces de crear páginas web que se ven perfectamente tanto en teléfonos móviles o tablets como en grandes pantallas de computadoras o TV. Sin embargo, el diseño responsivo va más allá, y crear una página web realmente “responsiva” requiere de nuevas maneras de pensar y de desarrollar. Una tarea que sin duda nos pedirá mayores esfuerzos, pero que resultará más fácil emprender si tenemos en cuenta algunos consejos básicos:

Piensa en celulares

Cuando diseñes, empieza por hacerlo pensando en el tamaño reducido de la pantalla de un celular, para luego ir acoplando el contenido a pantallas de dimensiones mayores. Al diseñar con un teléfono celular en mente somos más objetivos con el contenido que se debe presentar en la página, quedándonos solo con aquello que es realmente importante.

No diseñes para determinados modelos

Nunca debemos diseñar para un dispositivo concreto, sino para un tipo de negocio y público. Cada diseño, negocio y tipo de usuario tiene una serie de necesidades y se comporta de un modo en concreto. Nuestra empresa y su página web tendrán unos objetivos definidos que debemos adaptar.

Preguntarse cuáles son las características de los celulares para los que deseas optimizar tu página web es un error además de una tarea de locos. Hay cerca de 20,000 modelos distintos de pantalla, solo en dispositivos Android. ¿De verdad crees posible optimizar para todos ellos? ¿Y para los que vengan en el futuro?

No te vuelvas loco con los pequeños detalles

No diseñes tu página web pensando en los pequeños detalles. Una página web adaptable puede tener diferencias en función del dispositivo en el que vaya a ser consumido. Es más, debe tenerlas. Los elementos se situarán en la posición que les corresponda conforme a la fluidez de contenedores y dimensiones. Allí donde la página no se vea como a ti te gustaría, simplemente arregla la disposición de los elementos mediante media queries.

Estándares y buenas prácticas

Si queremos seguir un verdadero responsive web design debemos preocuparnos especialmente por los estándares y el uso correcto de los mismos. Además de tener en cuenta algunas buenas prácticas recomendables para todo diseño web.

No utilices JavaScript para maquetar o aplicar formato a tu sitio web. Aunque parezca sencillo y efectivo usar plugins que modifican el tamaño de los elementos, tipo de fuentes o posición de las capas, solo es recomendable usar JavaScript para la interacción con el usuario, y no para aplicar formatos o estilo al contenido.

No uses estilos CSS definidos en el propio documento. Dichos estilos rigen por encima de otros que puedas definir posteriormente en tus CSS externos y no serán editables mediante media queries para distintos tamaños de pantalla. Por el mismo motivo tampoco es recomendable usar atributos de HTML para aplicar formato en un contenido.

Acuérdate de la importancia del SEO

Los motores de búsqueda tienen en cuenta el tipo de dispositivo desde el que se realizan las consultas y muestran los resultados en función de ello. Como mencionábamos al inicio de este post, cada vez se realizan más búsquedas desde smartphones y, para que tu página web aparezca en dichas búsquedas debe estar adaptada al celular, ya sea porque sea responsiva, o porque sea un sitio diseñado en exclusiva para dispositivos móviles. Si el diseño responsivo no termina de convencerte y piensas que la mejor opción es crear una página web exclusiva, pero no quieres empezar de cero, existen aplicaciones que utilizan los contenidos ya creados de tu página web original y crean una versión móvil de forma rápida.

Categoría: Consejos
0 comentarios0

Tu comentario